Los Pros y Contras de Trabajar desde Casa


Hoy en día, el trabajo online, desde la comodidad de nuestro hogar, se presenta como la principal alternativa a la crisis laboral en la que estamos inmersos. 

Actualmente, y por necesidades familiares, en ocasiones se hace difícil llevar una actividad laboral normal, debido a la dificultad de conciliar la vida laboral y personal para ello, y gracias a las nuevas tecnologías, cada vez son más las empresas que empiezan a apostar por el teletrabajo. Del mismo modo, el aumento del desempleo entre la población y el hecho de que aumente el número de personas desempleadas, hace que también cada vez más personas se decidan a poner en marcha un negocio online.

Para los emprendedores, la capacidad de realizar su trabajo fuera del lugar de trabajo habitual es una manera fantástica de comenzar a desarrollar nuevos conceptos y ahorrar en los costos de iniciar un negocio.

Sin embargo, todo tiene sus puntos buenos y sus puntos malos, y emprender en Internet no sería una excepción. Veamos cuáles son algunas de las ventajas y desventajas del trabajo en línea:

Las Ventajas de Trabajar desde Casa


Quizás la principal ventaja sea también la más obvia: no es necesario buscar un lugar para nuestro negocio. Todo nuestro trabajo empresarial y diario deben desarrollarse en nuestro propio hogar. En términos económicos, el ahorro de costes de no tener que invertir dinero en un lugar físico para ubicar u oficina local, nos permitirá gastar parte de ese dinero en otros aspectos del negocio.

El ejemplo más claro de esto se puede encontrar en empresas tan exitosas como Google o Apple, que iniciaron su actividad en un garaje.

Otra clara ventaja es que seremos los dueños de nuestro tiempo, solo nosotros decidiremos cómo gestionamos nuestro tiempo de trabajo. Así, la conciliación entre trabajo y familia permite tener más autonomía y flexibilidad. El trabajo online nos permite gestionar nuestro horario laboral en el momento que consideremos oportuno.

De igual forma, lo anterior repercute en nuestro aumento de productividad ya que evitamos desplazamientos al lugar de trabajo, ahorrando así tiempo y dinero (la gasolina y el transporte público no son gratuitos). Entonces, en caso de que tengas que dedicar más tiempo al proyecto, podemos trabajar las horas necesarias sin tener que ceñirnos a la presión de las horas de trabajo.

También evitamos distracciones ya que tenemos tiempo a nuestro antojo y solo trabajamos desde un portátil, podemos cambiar el lugar de trabajo a donde sea suficiente tranquilidad.

Los ingresos generados por tu negocio son 100% para ti. Detente y piensa cuánto tiempo has estado trabajando para otra persona y los beneficios económicos que le has brindado. ¿Por qué no generar la recompensa completa para ti?. Ahora, tu, y solo tu que aportaste mucho, quieres ganar, según el tiempo y esfuerzo que le dedique a tu negocio.

Beneficios Fiscales: Tu casa se convierte en tu oficina, lo que significa que puedes deducir impuestos de gastos normales como luz, teléfono, internet, entre otras cosas.

Reducción del estrés: el estrés laboral en los últimos años ha ido en aumento y generalmente se asocia con tener que trabajar para otra persona. El trabajo te generará una satisfacción interior que reduce la ansiedad.


Las Desventajas de Trabajar desde Casa


Por supuesto, no todo es oro y, a pesar de sus muchos beneficios obvios, el trabajo en línea también tiene algunas desventajas.

Uno de ellos es seguramente el hecho de que invertimos más horas en nuestra jornada laboral. Aunque debo decir que esto es necesario sobre todo al principio, si eres nuevo en este campo, como en cualquier otro, es necesario que dediques mucho tiempo a aprender, investigar y aplicar las técnicas aprendidas.

Internet es un mundo vasto y los conocimientos que puedes adquirir son infinitos. Lo bueno de todo esto es que cuanto más aprenda, mejor será tu negocio. Además, una vez que adquiere un cierto nivel de conocimiento, las plataformas en línea te permiten trabajar “en piloto automático” porque los sistemas automatizados se encargan de las ventas por ti sin tener que estar presente.

Estilo de vida sedentario: Una mala planificación puede derivar en malos hábitos, por lo que esto se soluciona con descansos programados y practicando algo de ejercicio. La ventaja es que tienes tiempo; es más fácil tomarse el tiempo para aclarar tu mente.

La comunicación es menos personal. El contacto con nuestros compañeros de equipo y clientes no es en persona, lo que algunos pueden ver como frío. Sin embargo, los medios disponibles para establecer esta comunicación son muchos y variados: correo electrónico, chat, llamadas telefónicas, videoconferencia (por ejemplo, a través de Skype), hangouts, y medios. Todo dependerá del interés que tengamos y las ganas de interactuar.

Por último, la sensación de aislamiento, que está directamente relacionado con lo anterior y que también tiene solución. Puede que no tengas a alguien en la puerta de al lado (a menos que te asocies con otra persona y compartas espacio), te puede afectar hasta cierto punto, pero tienes los medios a tu alcance para solucionarlo.

Es muy importante tener una actitud positiva hacia lo que te propongas. El emprendedor de éxito tiene que planificar con anticipación y los objetivos claros a corto plazo lo motivan a trabajar duro para lograrlos.


Artículos relacionados:



Sobre el Autor

Rubén Darío Aguirreche es el autor del blog Monetiza al Máximo. Le gusta compartir con otros emprendedores, ideas, métodos y estrategias para ganar dinero desde Internet. Consultor SEO y marketing digital, desarrollador web, escritor varios libros en Amazon, Youtuber, Life Coach y apasionado del emprendimiento y el mundo de la tecnología. @monetizaalmaximo